Respaldar tu información en la nube es la manera más sencilla de tener tus datos protegidos y siempre a la mano.

El término “la nube” es un concepto informático que nació hace casi 3 décadas, pero fue hasta hace algunos años que el concepto evolucionó y tomó la forma en como se conoce hoy en día. Básicamente, “la nube” hace referencia a los programas y servicios de almacenamiento y transferencia de datos que se ejecutan en Internet.

En esta nota voy a hacer referencia a la nube como método de almacenamiento de información para usuarios, ya que el mismo concepto tiene muchas aplicaciones y usos más complejos para proveer servicios a través de Internet.

¿Cómo funciona la nube?

 

Distintos dispositivos pueden  acceder a la nube (un grupo de servidores) a través de Internet con los que puedes almacenar, descargar y visualizar tu información. No tiene ciencia ni complejidad, para acceder a este servicio es necesaria una conexión a Internet.

Hoy en día, existen muchos servicios que ofrecen almacenar tus datos en la nube, entre los más populares tenemos al pionero Dropbox, GoogleDrive, OneDrive y iCloud.

Por un lado tenemos a Google Drive, que ofrece almacenamiento gratuito de 15GB, si necesitas más espacio te ofrece atractivos planes a un precio accesible, además de descuentos en hoteles y soporte técnico especializado 24/7, todo esto bajo la marca Google One. Lo que hace aún más atractivo este paquete es que si tenemos una cuenta familiar de Google y contratamos -por ejemplo- un plan de 100GB de almacenamiento, cada miembro de nuestra familia tendrá sus propios 100GB. Si utilizas Google Photos para almacenar tus fotos y videos del celular, Google Drive podría ser tu mejor aliado ya que puedes hacer uso de tu almacenamiento para guardar tus archivos multimedia en calidad original, pues la opción de “Alta Calidad (almacenamiento ilimitado)” de la app baja la calidad de las fotos y pierden su encanto. Si tienes una foto de un paisaje y aprecias cada detalle, te dará mucho coraje ver que si tienes el almacenamiento gratuito activado, tu foto terminará pixeleada y de baja calidad. Vamos, de que sirve tener un Huawei P30 Pro con triple lente de última generación e hybrid zoom, si al final tu foto terminará con calidad como si la sacaras de un smartphone de gama media de hace 5 años.

Si nos vamos del lado de OneDrive, sus costos son elevados y no ofrece muchas opciones de planes. Microsoft te da la opción de contratar sólo el servicio de almacenamiento, es decir, solo OneDrive, pero en relación costo-beneficio conviene más adquirir la suscripción de Office 365, que además de ofrecer desde 1TB de almacenamiento en la nube, en su plan Personal, este incluye su famosa suite Office en hasta 5 dispositivos, 60 minutos de Skype y un soporte técnico especializado 24/7. Además de planes personales también incluye uno familiar muy similar a lo que ofrece Google, brindando los mismos beneficios a cada cuenta individual.

DropBox y iCloud no ofrecen otros servicios más allá del almacenamiento en la nube. Se puede decir que DropBox tiene gran presencia y popularidad al ser el pionero de este tipo de servicios y al contar con mayor compatibilidad en dispositivos, aplicaciones y add-ons. Por su parte, iCloud ofrece sólo almacenamiento y sus planes son muy atractivos, como 50GB por $17MXN. Lamentablemente, iCloud se siente como más orientado a usuarios de productos Apple y no ofrece mucha compatibilidad.

Ventajas de tener tu información en la nube

El futuro es ahora, y tener tu información en la nube es lo de hoy. Al tener tus datos resguardados en estos servicios tiene sus ventajas.

Seguridad: Tus datos están en Internet y eso podría suponer un riesgo de que tu información sea robada, pero almenos estos servicios que listamos arriba ofrecen seguridad de grado militar y niveles de encripción avanzados que hacen que tu información esté totalmente protegida. Por otra parte, podemos poner una contraseña al iniciar la app en dispositivos móviles dando una capa extra de protección.

Disponibilidad: Puedes accede a tus datos en cualquier momento siempre y cuando dispongas de una conexión a Internet, aunque ya todos ofrecen acceder a tus archivos de forma offline, es decir descargandolos, estos no se sincronizarán en la nube hasta que estés conectado a Internet, pues estar conectado a la red es primordial apra hacer uso de este servicio.

Compatibilidad: Puedes acceder a tus datos desde tu computadora, smartphone o tablet, tu información a la mano en cualquiera de tus dispositivos.

Anti-desastres: Cuando almacenas tus datos en un disco duro o memoria externa, tus datos no están del todo protegidos, pues tu dispositivo de almacenamiento podría extraviarse, ser robado, quizás un accidente acuático o simplemente caerse al suelo para nunca más poder rescatar tu información. Pues al guardar tus datos en la nube aseguras que estos están respaldados y listos para ti cuando quieras. Si tu computadora o móvil se estropean y ya no puedes acceder a tu información, no te preocupes, ya que está almacenada de forma segura en la nube.

Las desventajas son mínimas pero de alto impacto, al ser un servicio que depende totalmente de Internet, quizás la información no esté cuando la necesites si es que no tienes una conexión de datos o un Wi-Fi a la mano. Por otra parte, el hecho de contar con una suscripción mensual exclusivamente para almacenar tus datos en la nube no es muy asequible para cualquier usuario, además este tipo de servicios requiere una tarjeta de débito o crédito para financiarse mes a mes.